bioplastia y bio-osteoplastia

La bioplastia se define como la «plástica sin cortes y sin cirugía realizada a través de implantes de biomateriales en planos anatómicos profundos, mediante un proceso mínimamente agresivo».

La bioplastia consiste en el implante de biomateriales (materiales que son compatibles con el cuerpo humano), con el fin de aumentar el volumen de determinadas áreas del rostro o del cuerpo. Estas sustancias inyectadas no son tóxicas, por lo que no causan alergia ni rechazo.

Los biomateriales son implantados en un nivel muy profundo, junto al hueso, a través de un pequeño orificio realizado en la piel, sin necesidad de cortes ni puntos. La inyección se realiza mediante microcánulas, una especie de agujas con la punta redondeada para evitar lesionar los vasos sanguíneos o los nervios.

Somos los primeros en utilizar el injerto oseo inorgánico biocompatible

Los compuestos que se inyectan pueden ser de varios tipos. Los más frecuentes están elaborados con microesferas de PMMA, pero en las nuevas técnicas de bio-osteoplastia facial, más naturales, se utiliza material biocompatible inyectado.

Sin dolor y sin cicatrices

Todo el procedimiento de bio-osteoplastia (bioplastia con material biocompatible inyectado) se lleva a cabo con anestesia local en el consultorio médico, sin dolor y sin que queden cicatrices.

El paciente puede observar la evolución a través de un espejo y, de alguna manera, participar en el proceso.

La bio-osteoplastia (bioplastia con material biocompatible inyectado) está indicada tanto para hombres como para mujeres. Consigue un aspecto rejuvenecido, realza el rostro, proyecta el mentón, define la mandíbula, elimina el doble arco mandibular, resalta los pómulos, corrige la nariz (rinomodelación), perfecciona cirugías anteriores…

Esta técnica, además de embellecer el rostro, permite mejorar otras áreas corporales: glúteos, genitales externos masculinos y femeninos…

Resultados espectaculares, naturales y permanentes

La bio-osteoplastia facial (bioplastia con material biocompatible inyectado) consigue un rejuvenecimiento instantáneo. Su mayor ventaja es que proporciona un aspecto estético renovado, inmediato, natural y sin necesidad de recurrir a la cirugía.

Cuando se inyecta un material reabsorbible durante la bio-osteoplastia, puede que haya que repetir el proceso más adelante para mantener y corregir el aspecto estético; una o dos sesiones más son habituales. Sin embargo, el resultado de la bio-osteoplastia (bioplastia con material biocompatible inyectado) es permanente.

No interrumpe la actividad normal

Una de las principales ventajas de este procedimiento estético es que no resulta necesario estar ingresado, porque se lleva a cabo de forma ambulatoria. La intervención de bio-osteoplastia (bioplastia con material bicompatible inyectado) facial puede durar entre 15 y 30 minutos, y no conlleva más molestias que acudir a un dentista. A continuación, el paciente sale de la clínica para continuar inmediatamente con su vida normal. La inflamación es mínima.

La bio-osteoplastia (bioplastia con material biocompatible inyectado) facial está prácticamente exenta de riesgos, porque lo que se inyecta son elementos biocompatibles. La intervención debe ser realizada por un cirujano experto, en condiciones de higiene y seguridad.

Solicite sin ningún compromiso y de forma totalmente gratuita una simulación de la modificación de nariz: PULSE AQUÍ PARA SOLICITAR LA SIMULACIÓN

Esto también le interesa